6 razones por las que los niños se niegan a leer

Por Elizabeth Babbin (EdD)

¿Le ha tocado escuchar quejas interminables o ver a un niño esconderse para evitar leer? Si respondió sí, usted no es el único. Muchas familias y maestros se enfrentan con lo que se conoce como “rechazo a la lectura”. Los niños saben leer, pero se rehusan a hacerlo.

Entender el porqué un niño no quiere leer puede ayudarlo a averiguar cómo fomentar que lea más. Estas son algunas razones comunes por las que los niños evitan leer:

1. El formato de los libros no les llama la atención

Las redes sociales, los videojuegos y los videos cortos en línea compiten con la experiencia de leer un libro impreso. Los niños necesitan que los adultos los ayuden a calmarse y dedicar tiempo para leer.

Cómo ayudar: Limite la cantidad de tiempo que los niños pasan frente a una pantalla diariamente. Ofrézcale libros con formatos atractivos. Por ejemplo, las novelas gráficas son una manera excelente de atraer a los niños que son reacios a leer. También pueden ayudar a desarrollar la comprensión lectora.

2. No están interesados en el tema

Usted podría escuchar: “¡Los libros son aburridos!”. Sin embargo, lo que en realidad el niño podría estar tratando de decir es: “Necesito ayuda para encontrar algo que sea interesante de leer”. A veces los adultos, sin mala intención, evitan que los niños lean lo que quieren leer y los desmotivan.

Cómo ayudar: Pregunte a un bibliotecario, un maestro, otros estudiantes o en la comunidad de Understood acerca de libros o temas interesantes. Cómics, noticias deportivas, revistas de música, existe una gran variedad de materiales de lectura. Anime a su hijo a buscar.

3. No le encuentran sentido a leer

Los niños a quienes no les gusta leer quizás no hayan experimentado la emoción de imaginar lo que sucede en un relato o aprender algo nuevo sobre un tema que les interesa. Leer puede parecerles demasiado esfuerzo sin ninguna razón.

Cómo ayudar: Léales en voz alta libros de un nivel de lectura más alto. Esto promoverá lazos afectivos, desarrollará la comprensión lectora, ampliará el vocabulario y expondrá a los niños a historias que no pueden leer por su cuenta. Haga una pausa para comentar lo que está ocurriendo y el significado de palabras más difíciles.

4. Leer un libro les parece abrumador

A veces los niños se desconectan cuando ven una página larga con mucho texto. Tener que leer todas esas oraciones puede parecerles como correr un maratón o escalar el monte Everest (sin considerar las partes divertidas).

Cómo ayudar: Pruebe que cada uno lea una página en voz alta. Esto puede hacer que la tarea de lectura parezca más manejable. Ofrecerse a compartir la carga puede ser de gran ayuda. Les da a los niños un descanso y les permite escuchar una lectura fluida. Además los mantiene interesados en una historia que tal vez no habrían leído por sí solos.

¿No tiene tiempo de leerle a su hijo? Ponga en práctica estas ideas.

5. Eligen libros que son demasiado difíciles

Puede que los atraigan libros más difíciles porque los están leyendo niños más grandes. Por ejemplo, muchos niños eligen Harry Potter cuando en realidad no están preparados para leerlos por sí solos.

Cómo ayudar: Encontrar libros para que un niño pueda leer de manera independiente es más fácil cuando usted conoce su nivel de lectura. Leer libros que son acordes a su nivel de lectura puede ayudarlos a desarrollar la comprensión lectora y a que tengan experiencias positivas de lectura.

6.Tienen dificultades con habilidades de lectura básicas

El proceso de aprender a leer no es fácil, y algunos niños tienen más dificultad para aprender a leer que otros. Averiguar cuál es la causa de sus dificultades puede facilitar que usted los apoye en su desarrollo como lectores.

Cómo ayudar: Si las habilidades lectoras de un niño son motivo de preocupación, es importante que los padres y los maestros se pongan en contacto. Al hablar de sus preocupaciones, los maestros y las familias pueden averiguar si las dificultades que han notado son las mismas. También puede ser beneficioso averiguar cuándo fue la última vez que la escuela hizo un examen de la vista para descartar problemas de visión.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Elizabeth Babbin (EdD) es especialista instruccional en Lower Macungie Middle School en Macungie, Pennsylvania.