¿Las escuelas privadas están obligadas a evaluar a los niños para educación especial?

Por Whitney Hollins

Pregunta:

Mi hija asiste a una escuela privada y ha estado teniendo problemas académicos. Me preocupa que pudiera tener una diferencia en la manera de pensar o aprender. ¿Las escuelas privadas tienen que evaluar a los niños para educación especial?

Responder:

Si su hija está inscrita en una escuela privada y usted sospecha que tiene una diferencia en la manera de pensar o aprender, podría ser elegible para una evaluación sin costo alguno para usted. No obstante, la escuela privada a la que ella asiste no es responsable de realizar la evaluación. Esa responsabilidad recae en el distrito escolar público de la localidad donde está ubicada la escuela privada a la que asiste su hija.

Los distritos de las escuelas públicas tienen la obligación de evaluar a todos los niños de quienes se sospeche que necesitan los servicios de educación especial. Esto incluye a los niños que asisten a escuelas privadas. Esta exigencia se llama Child Find y es parte de la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés). En esta ley, se hace referencia al distrito escolar como la Agencia Local de Educación (LEA, por sus siglas en inglés).

Si sospecha que su hija tiene una discapacidad cubierta por IDEA (esto incluye diferencias en la manera de pensar y aprender como discapacidades específicas del aprendizaje), es recomendable que hable con los maestros y los administradores de la escuela privada a la que asiste su hija. Si usted decide que quiere que su hija sea evaluada, haga una solicitud formal por escrito y envíela a la escuela. La escuela consultará entonces al distrito escolar, el cual decidirá si su hija será evaluada.

Es importante tener en cuenta que el distrito escolar puede negarse a evaluar a su hija si considera que no hay suficiente evidencia de una posible discapacidad. (Los distritos tienen que explicarle por escrito las razones por las que rechazan realizar la evaluación). Por eso, puede ser útil que usted hable con la escuela de su hija antes de presentar su solicitud. También es importante incluir ciertos detalles acerca de su hija cuando solicite la evaluación.

Si el distrito escolar está de acuerdo en evaluar a su hija, podría decidir hacer la evaluación por su cuenta o contratar a un tercero que la realice. Una vez que usted haya dado su consentimiento para la evaluación, esta debería realizarse en el tiempo estipulado. En la mayoría de los estados, esto significa un lapso de 60 días.

La evaluación podría determinar que su hija necesita servicios de educación especial. Si es así, el distrito escolar donde está localizada la escuela privada a la que asiste su hija tiene que ofrecer lo que se llama servicios equitativos. Estos servicios se proporcionan a través de fondos públicos asignados para los estudiantes con discapacidades en las escuela privadas.

Se creará un plan de servicios para su hija. Este plan describirá los servicios que recibirá en la escuela privada. Un plan de servicios es algo similar, pero generalmente menos completo que un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés).

Recuerde que los estudiantes en las escuelas privadas no tienen garantizado el acceso a los mismos servicios que podrían recibir en las escuelas públicas. Si usted quiere que su hija reciba todos los servicios de educación especial y un IEP, necesita inscribirla en la escuela pública de su localidad.

Si se debate entre dejar a su hija en una escuela privada o cambiarla a una escuela pública, hay algunas cuestiones importantes a tener en cuenta. Cambiar de escuelas es una decisión muy importante, pero siempre es bueno tener opciones. Como siempre, la decisión es suya.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Whitney Hollins es maestra de educación especial y profesora adjunta en Hunter College.