Las escuelas charter y las diferencias en la manera de pensar y aprender

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Las escuelas charter son escuelas públicas.

  • Las escuelas charter tienen cupo limitado y por ello los estudiantes tienen que hacer una solicitud para ser admitidos.

  • Es ilegal que las escuelas charter aconsejen o desalienten a los niños con discapacidades para que no soliciten admisión o asistan a sus escuelas.

Si usted está considerando inscribir a su hijo con dificultades de aprendizaje y de atención en una escuela charter pública, puede que tenga algunas preguntas. Si es así, usted no es el único. Muchos padres se preguntan si sus hijos estarían mejor en una escuela charter.

Aunque existen escuelas charter en 43 estados, sigue habiendo confusión acerca de qué son y a qué niños prestan servicios. Esto es lo que usted necesita saber.

Qué son las escuelas charter

El punto clave a saber acerca de las escuelas charter es que son públicas. Eso significa que están obligadas a ofrecer apoyos y servicios a los chicos que califiquen. También deben brindar lo que se conoce como educación pública apropiada y gratuita (FAPE, por sus siglas en inglés). Este es un importante derecho legal que tienen los alumnos que reciben educación especial.

Al igual que las escuelas públicas tradicionales, las escuelas charter son gratuitas y abiertas a todos los estudiantes. Sin embargo, una gran diferencia es que los estudiantes tienen que solicitar su ingreso. A menudo, la capacidad de estas escuelas es limitada y los puestos son asignados por sorteo.

Las escuelas charter y la educación especial

Algunos padres están preocupados de que las escuelas charter no acojan con agrado a los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención. Les preocupa que sus hijos pudieran no recibir el nivel de apoyo proporcionado en una escuela tradicional.

No obstante, una escuela charter no puede rechazar a su hijo luego de revisar su solicitud y darse cuenta de que tiene un o un . Y no pueden aconsejarlo de que desista de solicitar su ingreso, es decir la escuela no puede desanimar a los niños con discapacidades para que no se inscriban diciéndoles que no es una “buena opción” para ellos. Es ilegal que las escuelas charter rechacen estudiantes porque necesitan servicios.

Muchos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención están en escuelas charter. Eso incluye a un cuarto de millón de alumnos que reciben servicios, según el National Center for Special Education in Charter Schools (NCSECS). (Existen más de 100 escuelas charter que se enfocan específicamente en estos servicios).

Si usted está buscando una escuela charter, es importante que averigüe quién es el responsable de proveer los servicios y quién está a cargo del proceso de evaluación.

La responsabilidad de estos asuntos no recae en los padres, pero puede que tampoco recaiga directamente en la escuela charter. Depende de la autoridad que supervise la escuela. En algunos casos, podría ser la misma escuela charter o podría ser el distrito escolar. Algunas escuelas operan dentro de una gran red de escuelas charter, y esa es una manera de que puedan asegurarse de ofrecer los servicios a los estudiantes que los necesitan.

Entornos de aprendizaje diferentes en las escuelas charter

Asistir a una escuela charter puede proporcionar beneficios reales a algunos chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención. Algunas escuelas facilitan un ambiente que apoya que los estudiantes aprendan diferente, pero no todas las escuelas charter operan de la misma manera o tienen la misma filosofía.

Muchas ofrecen instalaciones escolares tradicionales. Algunas solamente utilizan salones de clase en línea, y otras usan un ambiente de aprendizaje combinado.

Algunas escuelas charter tienen políticas de conducta estrictas y utilizan métodos de enseñanza tradicionales. Otras se enfocan más en modelos de aprendizaje personalizado. Y algunas se enfocan en intereses o programas específicos, como el STEM o las artes escénicas.

Puntos a revisar antes de inscribirse en una escuela charter

Antes de registrar a su hijo, es importante asegurarse de que la escuela podrá satisfacer sus necesidades e intereses. Para empezar, revise la misión, los objetivos y la filosofía de la escuela. Algunas preguntas a considerar son:

También querrá informarse sobre cuándo la escuela charter pregunta si los estudiantes tienen una discapacidad. Algunas puede que lo pregunten en la solicitud, otras luego que el estudiante haya sido admitido, y a veces usted tendrá la opción de revelarlo cuando lo desee.

Revelar información acerca de las diferencias en la forma de pensar y aprender de su hijo con antelación, no es necesariamente algo malo. Esto da tiempo a la escuela para intentar prepararse para apoyar las necesidades de su hijo. De cualquier manera, encontrar la pregunta en la solicitud puede incomodar a algunos padres. Si ese es su caso, puede omitirla.

También es buena idea que conozca la información de la escuela antes de hacer la solicitud de ingreso. Por lo general, los estados exigen que las escuelas charter provean “reportes de calificaciones” a los padres.

Usted puede revisar el reporte de calificaciones para enterarse del éxito y el progreso de diferentes grupos de estudiantes. Uno de esos grupos podría ser de estudiantes que reciben servicios de educación especial. El reporte puede mostrarle el desempeño de los chicos en ese grupo comparado con otros estudiantes.

Muchas escuelas charter utilizan prácticas de enseñanza innovadoras que pueden ser excelentes para su hijo, pero encontrar la escuela adecuada siempre es la clave. Obtenga más información acerca de qué buscar al elegir una escuela para su hijo.

Hable con otras familias acerca de las escuelas charter en nuestra comunidad en línea.

Puntos clave

  • Las escuelas charter están obligadas a proporcionar servicios de educación especial y apoyos a los estudiantes que califiquen.

  • Las escuelas charter que apoyan diferentes estilos de aprendizaje puede ser adecuadas para los estudiantes que piensan y aprenden de manera diferente.

  • Asegúrese de que la escuela charter es apropiada para su hijo antes de inscribirlo.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la directora de liderazgo intelectual en Understood y la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education.” Fue maestra y especialista en intervención temprana durante más de una década.

    Revisado por

    Revisado por

    Meghan Casey Whittaker (JD) es la gerente de políticas y defensa en National Center for Learning Disabilities (NCLD).