Entender los problemas con las habilidades sociales

Por El equipo de Understood

Hacer amigos y pertenecer a un grupo es una parte importante en la vida de un niño. Y también puede ser difcil. Pero si relacionarse con otros es una lucha constante para su hijo, también puede ser un signo de dificultades de aprendizaje y atención.

Hay algunas dificultades que complican tener conversaciones y socializar. Hay una, sin embargo, que es muy conocida por impactar habilidades sociales importantes. Esa condición es llamada discapacidad del aprendizaje no verbal o TANV (NVLD, por sus siglas en inglés). Aprenda más acerca de lo que podría haber detrás de los problemas para socializar de su hijo y cómo ayudar.

Qué podría estar viendo

Los problemas con las habilidades sociales pueden no ser obvios en la infancia temprana, dependiendo de la causa. Algunos niños con TANV, por ejemplo, no muestran signos hasta la escuela primaria o media. Es allí cuando la socialización se vuelve más compleja. Usted puede estar empezando a darse cuenta de que su hijo parece no ser capaz de ver cuando otros están o suenan enojados. O quizá responde inapropiadamente en conversaciones.

Qué puede causar problemas con las habilidades sociales

El TANV es una dificultad del aprendizaje que involucra habilidades sociales. Otras condiciones pueden dificultar la interacción de los niños, pero por razones diferentes. Estas son algunas de las causas de problemas con las destrezas sociales.

: Esta condición cerebral dificulta la comprensión de la comunicación no hablada en los niños. Los niños con TANV no captan las señales sociales. Esos son mensajes que la gente envía a través del lenguaje corporal, las expresiones faciales y el tono de voz. Por ejemplo, los niños con TANV pueden no entender que una compañera de clase, que tiene los brazos cruzados y está mirando hacia otro lado, no tiene ganas de hablar.

Muchos niños con TANV no entienden conceptos abstractos. Tienen problemas para leer entre líneas. Si alguien dice: “Estoy tan enojado que podría romper algo”, podrían tomárselo literalmente. El TANV frecuentemente afecta las habilidades de autocontrol tales como tomar turnos, dejar hablar a los otros y tratar de controlar las emociones. También puede causar problemas con la coordinación y el equilibrio, junto con las habilidades para las matemáticas. Aquí hay algunos de los síntomas del TANV que involucran las destrezas sociales:

  • Habla demasiado
  • Proporciona información de manera inapropiada
  • Confía en los adultos para obtener información
  • No entiende las expresiones faciales
  • Es excesivamente literal y no entiende los acertijos ni la ironía
  • Se aleja de las conversaciones con compañeros
  • Prefiere hablar con adultos que con otros niños

Los signos del TANV varían a diferentes edades. Lo que se ve en un niño de primaria podría no ser igual que en uno de escuela media o bachillerato.

(): Los síntomas de TDAH pueden dificultar la socialización. Los niños con TDAH tienden a tener problemas de concentración y con el control de sus impulsos. También pueden ser excesivamente activos. Estas son algunas de las conductas características del TDAH que afectan las habilidades sociales:

  • Tiene dificultad para esperar su turno
  • Interrumpe o grita la respuesta cuando no le toca hablar
  • Quiere las cosas inmediatamente
  • No permite que otros hablen
  • No tiene capacidad para escuchar y pierde el hilo de lo que se está diciendo
  • Se rinde fácilmente en las tareas, inclusive en las actividades grupales
  • Se mueve constantemente y molesta

Los signos de TDAH varían a diferentes edades. Como con el TANV, lo que se ve en un niño de escuela primaria puede no ser igual que en uno de escuela media o de bachillerato.

, TCS, (SCD, por sus siglas en inglés): Los niños con TCS tienen problemas con el lenguaje hablado. A diferencia de los que tienen TANV o TDAH, ellos a menudo no quieren hablar con nadie. Aquí hay algunos síntomas del TCS que dificultan la conexión con otros:

  • Tiene poco interés en las interacciones sociales
  • Se sale de tema y monopoliza las conversaciones
  • No ajusta su lenguaje a diferentes personas o situaciones
  • No da ninguna información de referencia cuando habla con un desconocido
  • No sabe presentarse a las personas, pedir información o llamar la atención
  • Es excesivamente literal y no entiende los acertijos o la ironía
  • Tiene dificultad para entender la comunicación no verbal
  • Tiene dificultad para entender las cosas que no están explicadas directamente

Los signos de TCS varían a diferentes edades.

Estas tres condiciones están separadas, pero un niño puede tener más de una. Saber qué hay detrás de los problemas de su hijo con las habilidades sociales puede ayudarlo a encontrar la mejor ayuda para sus necesidades específicas.

Cómo obtener respuestas

Si su hijo está teniendo problemas con las habilidades sociales, encontrar el porqué es clave para obtener el mejor apoyo. Observar y tomar notas acerca de la conducta de su hijo es un buen lugar para empezar. Esa información puede ser muy útil para los profesionales que lo evalúen. Llegar al fondo de las dificultades de su hijo puede ser un proceso de pasos múltiples. Aquí tiene cómo comenzar.

  • Hable con el maestro de su hijo. Usted conoce los desafíos sociales que ve en su casa. Pero el maestro le puede decir lo que pasa en la clase. Hablar de sus preocupaciones y observaciones puede acercarlo a apoyos informales en la escuela. Por ejemplo, el maestro puede coordinar que su hijo trabaje con otros compañeros con los mismos intereses o asegurarse de que se le den instrucciones muy claras.
  • Averigüe acerca de una evaluación educativa. Si usted piensa que las dificultades sociales de su hijo son causadas por dificultades de aprendizaje y atención, usted o el maestro pueden pedir a la escuela que el niño sea evaluado. Si la escuela está de acuerdo, usted no tiene que pagar nada. Dependiendo de los resultados, su hijo puede ser capaz de obtener esos servicios y apoyos para cubrir sus necesidades. La escuela se compromete a proveer esos servicios por escrito, a través de un plan 504 o un IEP. Pero la decisión de conseguir una evaluación es totalmente suya.
  • Hable con su médico. Usted también puede empezar hablando con el doctor de su hijo. Juntos pueden crear un plan para averiguar las causas de los problemas con las habilidades sociales de su hijo. El doctor puede descartar cualquier problema médico. Usted puede también obtener una recomendación para un terapeuta del lenguaje o un especialista en educación para que lo evalúen.
  • Hable con un especialista. Algunos pediatras pueden evaluar si hay TDAH. Pero un psicólogo entrenado en dificultades de aprendizaje y atención puede evaluar ambos: TANV y TDAH. Un terapeuta del lenguaje puede identificar TCS en su niño. Existen tipos diferentes de pruebas y evaluaciones para TANV, TDAH y TCS. Usted deberá pagar por las evaluaciones que haga un especialista privado.
  • Hable con un especialista de aprendizaje. Este profesional puede evaluar a su hijo en las dificultades del aprendizaje y atención utilizando las mismas pruebas que usaría la escuela. Pero usted deberá pagar, pues se trata de una evaluación privada.

Qué puede hacer ahora

Sin importar qué es lo que hay detrás de los problemas de su hijo con las habilidades sociales, hay maneras de ayudarle a conseguir apoyo, desarrollar habilidades sociales y ganar seguridad. Saber que usted está allí para él puede hacer una gran diferencia. Aquí hay algunas cosas que pueden hacer que el camino sea más sencillo para ambos:

  • Aprenda lo más que pueda. Lo más que usted sepa sobre los desafíos sociales específicos de su hijo, mejor podrá ayudarlo.
  • Observe y tome notas. Saber cuándo y dónde su hijo tiene una dificultad social, puede ser de gran ayuda. Busque patrones de conducta, así puede probar estrategias diferentes para cambiarlos. Sus notas pueden ser útiles cuando hable con el médico, maestro o el especialista de su hijo.
  • Haga un poco de juegos de roles. Represente situaciones sociales que usted sabe que su hijo tendrá que experimentar, como citas de juegos, fiestas y reuniones familiares. Practique cosas como tomar turnos, empezar conversaciones y presentarse a gente.
  • Ayude a conocer a otros niños. Encontrar a otros niños que compartan los mismos intereses que el suyo facilita la conexión. Busque clases o grupos que se concentren en cosas que su hijo disfruta.
  • Averigüe sobre clases de desarrollo de habilidades. Su escuela puede ofrecerlas sin cargo. Algunos consejeros privados con capacitación en dificultades del aprendizaje pueden tener programas para niños con dificultades sociales.
  • Pruebe estrategias diferentes. Usted puede encontrar consejos y sugerencias en Entrenamiento para padres. Obtenga consejos acerca de cómo ayudar a su hijo a hacer amigos y a mejorar sus habilidades sociales.
  • Conecte con otras familias. Aunque parezca que la suya es la única familia lidiando con dificultades sociales, no lo es. Hable con familias en situaciones semejantes y comparta ideas y estrategias.

Los chicos que tienen dificultades que afectan las habilidades sociales, generalmente no las resuelven cuando crecen. Pero con su ayuda pueden aprender estrategias para mejorar sus interacciones sociales. Cada logro puede ayudarlo a mejorar su autoestima y motivarlo a seguir trabajando en ello.

Puntos clave

  • Entender lo que causa las dificultades de las habilidades sociales de su hijo puede ayudarle a encontrar el mejor apoyo.

  • El TANV no es la única condición que produce dificultades con las habilidades. El TDAH y el trastorno de la comunicación social también puede hacerlo.

  • Trabajar con profesionales puede ayudarle a entender las dificultades y a crear un plan para desarrollar las habilidades sociales de su hijo.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    El equipo de Understood está integrado por entusiastas escritores, editores y moderadores de la comunidad en línea. Muchos de ellos tienen hijos que piensan y aprenden de manera diferente.

    Revisado por

    Revisado por

    Bob Cunningham (EdM) es director ejecutivo del desarrollo del aprendizaje en Understood.