5 cosas a las que estar atento cuando elige la escuela de su hijo

Por Geri Coleman Tucker

Elegir o cambiar escuelas es una importante decisión. Y por supuesto usted quiere la más apropiada para su hijo. Estas son cinco cosas a las que estar atento, ya sea que esté pensando en escuelas públicas, charter o privadas.

1. Visitar solo una vez

Es cierto que la primera impresión es muy importante. No obstante, puede que no obtenga toda la información necesaria si solo visita la escuela una sola vez. Supongamos que una maestra parece poco entusiasta. ¿Será que tuvo un mal día? ¿O será una señal un problema más grande en la escuela?

Con una segunda visita tendrá una visión más clara. Pida que le permitan quedarse en el salón de clases para observar a la maestra interactuando con los estudiantes. También pregunte los nombres de padres para pedirle sus opiniones.

2. Juzgar por las apariencias

Claro que usted quiere elegir una escuela para su hijo que sea atractiva y que tenga la última tecnología a disposición. Pero la apariencia no lo es todo.

Puede que la escuela no tenga la última tecnología a disposición. pero sí tener maestras capacitadas y entusiastas que puedan ayudar a desarrollar los talentos y habilidades de sus estudiantes. Esto incluye a los niños quw piensan y aprenden diferente.

Los buenos maestros son fundamentales en la educación de su hijo. Obsérvelos enseñando en el aula. Visite la escuela con su hijo para averiguar si es un lugar grato y receptivo.

3. No hacer suficientes preguntas

Es útil saber si una escuela tiene buena reputación o si otras familias consideran que es buena. Sin embargo, puede que sus niños tengan necesidades diferentes a las de su hijo.

Use herramientas de calificación de las escuelas para obtener información. Trate de conectarse con padres cuyos hijos tengan dificultades similares a las de su hijo, preguntando en la escuela.

La cultura de la escuela puede hacer una gran diferencia respecto de qué tan aceptado se sentirá su hijo. Haga muchas preguntas en a escuela, incluyendo cómo apoyarán a su hijo académica, emocional y socialmente.

4. No tener en cuenta la localización

Una buena escuela bien vale un largo viaje. ¿Y si la escuela solo parece un poco mejor que la que está en su vecindario? Tardar mucho tiempo para llegar a la escuela y regresar a casa reducirá el tiempo que su hijo dispondrá para hacer la tarea escolar, las actividades extracurriculares y descansar. Vivir lejos de la escuela también dificultará que su hijo socialice con otros niños de la escuela.

5. Enfocarse demasiado en lo académico

La parte académica es importante. Pero también lo es la vida social y el desarrollo emocional de su hijo. Una escuela preescolar que hace énfasis en las habilidades lectoras podría parecer excelente. Sin embargo, también asegúrese de que se enfoca en las destrezas sociales. El bachillerato es un periodo para que los estudiantes exploren sus fortalezas e intereses, no solo para qué averigüen a que universidades van a aplicar.

Por lo tanto, al escoger una escuela tenga en cuenta todas las factores relacionados con el desarrollo de su hijo.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Geri Coleman Tucker es una editora y escritora independiente que fue jefe de redacción adjunta de <em>USA Today</em>.

    Revisado por

    Revisado por

    Ginny Osewalt es una maestra certificada, tanto en educación primaria como en educación especial, con más de 15 años de experiencia en educación general, inclusión, sala de recursos y aulas autocontenidas.