El maestro actúa como si mi hijo no fuera su responsabilidad. ¿Qué hacer?

Por Whitney Hollins

La maestra de educación general actúa como si mi hijo no fuera su responsabilidad. ¿Qué puedo hacer para ayudar?

Algunos niños que tienen un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) pasan la mayor parte del día con maestros de educación general. La cantidad de tiempo que su hijo pasa con el maestro de educación general va a depender de la colocación que haya sido decidida en su IEP. De cualquier modo, los maestros de educación general son tan responsables como los maestros de cuando se trata del aprendizaje de su hijo.

Aunque los maestros de educación general no están necesariamente entrenados en educación especial, necesitan asegurarse que cada uno de los niños a los que enseñan tengan la oportunidad de progresar. Todos los estudiantes, ya sea que reciban los servicios de la educación especial o no, tienen necesidades individuales. Es responsabilidad del maestro abordar esas necesidades y tratar de encontrar las maneras para que cada niño se sienta exitoso.

Estas son algunas cosas que puede hacer para ayudar al maestro a tener un rol más activo en la educación de su hijo:

Revise el de su hijo con su maestro de educación general. Todas los maestros que trabajan con su hijo deben conocer qué es lo que está establecido en su IEP e implementarlo. Reúnase con cada uno de sus maestros y déles una copia del IEP de su hijo. El mismo consejo aplica si su hijo tiene un plan 504. Si fuera posible, trate de tener estas reuniones antes que comience el año escolar.

Asegúrese de revisar con ellos las adaptaciones como tener tiempo adicional para terminar los exámenes en el salón de clases. De esta manera estará seguro que el maestro de educación general sabe que tiene que otorgar a su hijo tiempo adicional en todos los exámenes realizados en el salón de clases. El maestro también necesita saber cuáles son los objetivos anuales establecidos en el IEP de su hijo y esforzarse para que él los logre.

Pida al maestro de educación general que asista a las reuniones del IEP. El equipo del IEP de su hijo tiene la obligación de incluir al menos uno de sus maestros de educación general. El maestro no puede ausentarse de la reunión a menos que usted lo autorice. Si el maestro pide permiso para no asistir, hay una manera educada y elegante de no darle permiso. Lograr que asista a la reunión puede ser una manera eficaz de que el maestro se involucre en la educación de su hijo.

Hágase escuchar si la situación no mejora. Si cree que su hijo no está recibiendo la instrucción, los servicios y las que necesita, tiene el derecho de reclamarlas. Primero, haga una cita para hablar con el maestro de su hijo. Si esto no funciona, hable con el coordinador de educación especial de su escuela. Si no funcionara, entonces es el momento de hablar con el director de la escuela.

Recuerde que usted es el mejor defensor de su hijo y que puede ayudar a que obtenga lo que necesita para progresar en la escuela.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Whitney Hollins es maestra de educación especial y profesora adjunta en Hunter College.