Qué esperar en una reunión de elegibilidad del IEP

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Entender lo que ocurre en una reunión de elegibilidad del IEP puede facilitar el proceso para obtener servicios de educación especial.

  • En la reunión usted revisará todos los resultados de la evaluación y otra información para determinar si su hijo califica.

  • Los padres participan en el proceso de la toma de decisión en igualdad de condiciones.

Una vez que a su hijo se le ha realizado una evaluación completa, el siguiente paso es una reunión para determinar si califica para los servicios de educación especial y un IEP. Este puede ser un momento estresante para muchas familias ya que hay mucha incertidumbre.

¿Las pruebas demuestran que su hijo califica para educación especial? ¿Recibirá los apoyos y servicios que necesita? ¿Quién toma la decisión y cómo lo hace?

Saber qué esperar en una reunión de elegibilidad puede ayudarlo a ser un participante informado y activo.

Quien debería estar en una reunión de elegibilidad del IEP

Antes de la reunión, debería recibir una notificación de la reunión por escrito (esto a menudo es llamado notificación previa por escrito). Esta notificación debería mencionar las personas invitadas o los cargos de esas personas.

Puede que la sala esté llena de personas. Eso puede ser intimidante, especialmente si no las conoce y ellas sí se conocen entre sí. Pero lo primero que debería ocurrir en la reunión son las presentaciones. Todos mencionarán su nombre, su cargo y la relación con su hijo. Si esto no ocurre, solicite que los asistentes se presenten.

Es importante recordar que usted es parte fundamental del equipo. Así que cuando se presente, diga algo como: “Soy la mamá de Javier. Tendré mucho gusto en trabajar con todos ustedes”.

La Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) exige que ciertas personas estén presentes en esta reunión. Estas incluyen:

  • Usted. A los padres se les da la oportunidad de tener un rol activo en todas las reuniones del IEP (pero si no asiste, las reuniones pueden llevarse a cabo sin usted).
  • El maestro(s) de educación general de su hijo. Si aún no se le ha asignado un maestro a su hijo, asistirá un maestro de educación general que enseñe a niños de la misma edad (esto puede suceder cuando usted cambia de escuelas).
  • Un maestro de educación especial. Lea acerca del rol de los maestros de educación especial.
  • Un administrador escolar que sepa de la educación general y la especial. Esta persona necesita tener la autoridad para tomar decisiones acerca de los recursos escolares.
  • El profesional (o profesionales) que evaluaron a su hijo. Si ese evaluador no puede asistir a la reunión, debe estar presente otro profesional. Esa persona debe estar calificada para interpretar las pruebas. Lo mismo ocurre si usted presenta una evaluación privada (algunos de los profesionales que podrían estar presentes incluyen un terapeuta ocupacional, un terapeuta del habla y el lenguaje, un psicólogo escolar o un terapeuta físico).
  • Cualquier otra persona que usted o el distrito escolar invite. Por lo general esta persona debe conocer a su hijo y tener información que contribuya a la discusión. Por ejemplo, tal vez quiera invitar a un terapeuta educativo que trabaje con su hijo, o a un defensor profesional. Un familiar o un amigo también puede ayudar escuchando y tomando notas. Notifique al equipo a quién invitó, de manera que esa persona sea añadida a la lista de asistencia.

El objetivo de una reunión de elegibilidad del IEP

El objetivo es decidir si su hijo necesita educación especial. Los criterios pueden variar dependiendo del estado. El Centro de Información y Capacitación para Padres (PTI, por sus siglas en inglés) de su estado lo puede ayudar a encontrar esa información.

Sin importar cuáles sean los criterios, la escuela no puede tomar esa decisión antes de tiempo. Eso se conoce como “predeterminación” e IDEA no lo permite. La decisión debe tomarse conjuntamente por todo el equipo.

En la reunión, usted y el resto del equipo hablarán acerca de las evaluaciones y otra información acerca de su hijo. También tendrá la oportunidad de discutir sus preocupaciones y cualquier otra información que disponga. Si desea que la escuela tome en consideración una evaluación externa, asegúrese de ofrecer copias a los asistentes.

La conversación acerca de la elegibilidad del IEP

Cuando llegue el momento de discutir si su hijo califica para los servicios, tenga en cuenta que existen dos requisitos fundamentales que necesita cumplir:

  • Debe tener una “condición de discapacidad” que encaje dentro de una de las 13 categorías de discapacidades definidas por IDEA y las normas de su estado.
  • La discapacidad debe producir un “efecto adverso” en su educación.

Algunos casos son claros. El niño tiene una discapacidad de aprendizaje específica o una dificultad de atención. Está afectando su habilidad para aprender en un salón de clases regular, y el equipo está de acuerdo con que él califica.

Otros casos no son tan simples.

Aunque IDEA destaca claramente las 13 categorías, no menciona todas las dificultades incluidas en cada una. Tampoco ofrece definiciones para algunos términos importantes como “efecto adverso”. Incluso la palabra “educación” está abierta a interpretación.

Es por eso que la discusión puede ser complicada y también puede ser frustrante. A menudo, se reduce a unas pocas preguntas:

  1. ¿En qué categoría se ajustan mejor las dificultades de su hijo?
  2. ¿Qué se considera que forme parte de la educación de su hijo?
  3. ¿Cómo se evidencia un “efecto adverso” en la vida real?

Entender categoría: Algunos niños tienen más de una dificultad de aprendizaje y de atención, así que puede que haya una conversación acerca de qué categoría se ajusta mejor. 

Por ejemplo, un niño tiene  y una discapacidad de aprendizaje. Él puede que califique en una de dos categorías. La primera es “otro impedimento de salud”(OHI, por sus siglas en inglés). La otra es “discapacidad específica de aprendizaje”. La pregunta es cuál categoría usar. Cada una tiene diferentes criterios que deben cumplirse para que su hijo califique (lea más acerca de cómo los niños con TDAH pueden calificar para servicios de educación especial).

Tenga presente que son las necesidades de su hijo las que determinan sus servicios, no la categoría o el diagnóstico. La categoría debe coincidir con la dificultad que más afecte su aprendizaje.

Entender que significa parte de la educación y “efecto adverso”: Las últimas dos preguntas surgen con frecuencia en el caso de los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención. Esto es debido a que algunos chicos les va bien en algunas asignaturas y no en otras, o tienen problemas principalmente con cosas como el autocontrol o las habilidades sociales.

Muchas personas piensan que aprender significa salir bien en la escuela. Puede que piensen que si un niño está obteniendo buenas calificaciones, sus dificultades no están afectando su educación. Pero si para obtener buenas calificaciones hay que dedicar tiempo en hacer tareas cortas o necesitar más apoyo parental de lo esperado, eso también es “efecto adverso”. 

El Departamento de Educación de los Estados Unidos ha dejado claro que la educación incluye comportamiento, atención y habilidades sociales. Las dificultades con el autocontrol, la organización, la socialización y la atención son también un obstáculo para el aprendizaje.

Su escuela puede que no esté de acuerdo, pero si usted cree que los problemas que tiene su hijo en esas áreas están afectando su aprendizaje, sepa que IDEA apoya ese argumento.

Puede que también sea de ayuda familiarizarse con otros términos que pueda que escuche del equipo. Estos incluyen “patrones de fortalezas y deficiencias” (un modelo para evaluar a los estudiantes para educación especial), “habilidades funcionales” (destrezas necesarias para funcionar en la escuela, como sostener y usar el lápiz) y “habilidades académicas” (destrezas necesarias para desempeñarse en la escuela, como leer y escribir).

Tomar la desición: Elegible o no elegible

IDEA exige que la decisión de elegibilidad sea hecha en la reunión por todo el equipo. Usualmente el equipo puede tomar una decisión acerca de la elegibilidad sin tener que profundizar demasiado en las dificultades de su hijo. Todos los miembros del equipo tienen la misma tarea, ayudar a su hijo a que sea exitoso. Eso significa que están ahí para trabajar juntos en que se logre.

En ocasiones el equipo no considerará elegible a su hijo para los servicios de educación especial. Si esto ocurre y usted no está de acuerdo, siga estos pasos. Puede que también quiere discutir si un plan 504 es adecuado para su hijo. Conozca las diferencias entre el IEP y el plan 504.

Si el equipo determina que su hijo es elegible para los servicios de educación especial, el siguiente paso es crear un IEP. Algunas escuelas tienen una reunión conjunta de elegibilidad y del desarrollo de IEP. Pero si no hay mucho tiempo disponible o no ha planificado combinar esos pasos, se programará una reunión de IEP.

Tener un espacio de tiempo entre reuniones no siempre es una mala idea. Usted puede usar ese tiempo como un campo de entrenamiento del IEP para prepararse. Y lea las historias de otros padres acerca de sus experiencias con el IEP.

Puntos clave

  • Su hijo debe tener una “condición de discapacidad” que afecte su aprendizaje para ser elegible para recibir educación especial.

  • El aprendizaje incluye más que lo académico, también tienen que ser consideradas las habilidades sociales y los problemas de conducta y de atención.

  • IDEA exige que la decisión de elegibilidad sea hecha por todo el equipo en la reunión.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la directora de liderazgo intelectual en Understood y la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education.” Fue maestra y especialista en intervención temprana durante más de una década.